Horario de Atención: Lunes a Viernes de 9:00 a 13:30

Día de la Infancia: ¿Cuánto afectan los traumas de la niñez en la vida adulta?

Hace unos días se celebró en todo el mundo el Día Internacional de la Infancia, fecha en la cual se resaltan los derechos de los niños, y cómo los adultos y el Estado deben garantizarles el cumplimiento de dichos derechos.

Sin embargo, existen muchos casos en donde esto no ha podido ser llevado a cabo. Sin ir más lejos, en Chile se han conocido varios casos en los cuales algunas instituciones han pasado a llevar los derechos y dignidad de los infantes más vulnerables.

También a nivel familiar la situación es preocupante. Según cifras de UNICEF recogidas por CIPER, “un 71% de los niños, niñas y adolescentes (NNA) chilenos recibe algún tipo de violencia ejercida por alguno de sus cuidadores primarios”. Este hecho conlleva que “los NNA que experimentan o son testigos de violencia, malos tratos o negligencia tienen dificultades para lograr los hitos del desarrollo esperados según su edad, así como un mayor riesgo de presentar trastornos conductuales, estrés postraumático, ansiedad y depresión”. Esto, debido al impacto y el trauma en la capacidad de regulación emocional, en las relaciones interpersonales, la memoria y la tolerancia al estrés.

Es por lo anterior, que la violencia intrafamiliar ha sido considerada una de las principales fuentes de trastornos mentales en la adultez. De hecho, según la última entrega del Termómetro de la Salud Mental del Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales UC, en conjunto con la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), publicada a finales del 2022, un 33% de los chilenos entre 21 y 68 años reconoce síntomas asociados a problemas de salud mental, a lo que hay que añadir que diversos estudios muestran una prevalencia de trastornos mentales del 38% en niños, niñas y adolescentes.

En la misma línea, la empresa de análisis de mercado Ipsos publicó en el 2022 la encuesta “Monitor Global de Salud”, en la que se consultó la percepción de más de 23.500 personas pertenecientes a 34 países. En cuanto a Chile, el estudio reveló que el 62% de los entrevistados considera que la salud mental es el mayor problema sanitario del país, muy por encima del promedio global (36%).

Un reciente estudio presentado en el Congreso Europeo de Psiquiatría en París concluyó que haber sufrido un trauma infantil aumenta el riesgo de padecer síntomas psiquiátricos en la adultez. Asimismo, que existe una diferenciación de género en el trauma, siendo las niñas más afectadas por abusos sexuales y los niños por abusos físicos.

 

Identificar y tratar

Para Claudia Barrera, asistente social de ONG Todos Decidimos, un trauma infantil surge a partir de “una situación dolorosa, angustiante y fuertemente impresionante que vive una persona en su niñez y que deja consecuencias mentales y físicas”.

Las formas en que estas situaciones llegan a convertirse en un trauma son variadas. Según Barrera, “puede provenir de un solo evento estresante o peligroso, como también puede resultar de la exposición repetida y prolongada a eventos altamente estresantes, así como a múltiples eventos traumáticos en un período de tiempo”.

Para la asistente social, estos eventos a veces no son identificados debido a que hay un porcentaje de víctimas que, como protección, olvida lo sucedido. Sin embargo, “las señales de trauma en un niño pueden incluir obsesión por la muerte o la seguridad y problemas para dormir, comer, prestar atención y regular las emociones. Los niños que han experimentado estas situaciones también pueden empezar a evitar el lugar en que la experiencia traumática tuvo lugar”.

Por lo tanto, identificarlo no es imposible, sino que “se debe estar atento a cualquier cambio raro, diferencias que tenga el niño o niña en su actuar común, dar espacio de confianza y tranquilidad, como pintar un dibujo juntos y conversar. Si se tiene algún relato donde vivió algún maltrato se debe recurrir a la autoridad competente (Hospital, médico tratante, buscar apoyo psicológico, policía, etc.)”.

De no ser tratados correctamente, estos eventos pueden traer consecuencias en la vida adulta tales como “problemas de autoestima, dificultades en las relaciones interpersonales y de confianza, de apego, en el auto-concepto, la visión de los demás y del mundo. Por ejemplo, mostrando una actitud complaciente o huidiza, relaciones interpersonales basadas en la inseguridad y el miedo en el futuro, tanto en las relaciones sociales como en las relaciones de pareja”.

En los casos más graves, se pueden desencadenar “hipervigilancia, problemas para manejar las emociones, problemas para entablar relaciones, trastornos mentales graves, psicóticos, de ansiedad, alimentarios o del sueño, depresión, intentos de suicidio o consumo de sustancias y drogodependencia. Así también anorexia nerviosa, obesidad, fibromialgia y trastornos de la piel, repercutiendo todo ello también en la salud física del paciente”.

Sin embargo, Barrera es clara en que nada está tallado en piedra y que la superación de un trauma es posible “dependiendo de las características personales, fortalezas y debilidades que tenga la persona”.

Artículos relacionadas

Reseña - Más allá de tu cerebro

En “Más allá de tu cerebro” el doctor David Perlmutter entrega grandes sugerencias de mano de un experto, para que el lector realice un cambio en su estilo de vida, mejorando así su salud física, mental y espiritual. Comparte información concreta en relación a alimentos que potencian la aparición de las enfermedades más comunes de la vida moderna (como diabetes y obesidad), así como el listado de alimentos sanos y actividades a realizar para tener una vida más armoniosa y longeva, como, por ejemplo, tomarse tiempo para meditar y descansar.

Reseña - Separación Consciente

En “Separación Consciente” Katherim Woodward nos pone en el difícil escenario de la separación de una pareja que ha formado una familia, planteándonos la posibilidad de evitar llevar esa situación hacia los conflictos.

Basada en su propia experiencia, la autora nos aconseja cómo enfrentar el proceso sin llegar a los extremos, para que donde hubo amor, pueda seguir existiendo una relación basada en el respeto y el cariño.

Es de especial énfasis para Woodward que los hijos no se vean demasiado afectados por la separación, sino que, por el contrario, sigan viendo en ambos padres una red de protección, incluso cuando estos rehagan su vida con nuevas parejas.

Reseña - Autobiografía de un Yogui

Nacido en India en 1893 y graduado de la Universidad de Calcuta en 1915, Paramahansa Yogananda (1893 / 1952), ha sido mundialmente reconocido como una de las personalidades espirituales más ilustres de nuestro tiempo.

Habiendo realizado sus votos como monje en la venerable orden de los Swamis de la India, su principal logro fue haber llevado el yoga fuera de su país natal. Trajo la meditación y el yoga a América en el año 1920, donde formó directamente a más de 100.000 personas, fue recibido en la casa blanca y fundó Self Realization Fellowship, organización que perdura hasta nuestros tiempos. Además, fundó escuelas para niños cuyo programa educativo integraba temas académicos tradicionales en conjunto con la disciplina del yoga y la enseñanza de los principios espirituales.

En este libro relata su vida y sus contactos con santos inmortales, quienes se desdoblan, se desmaterializan, levitan, que no necesitan alimentarse y realizan curaciones milagrosas. Temas que en su conjunto ni siquiera las películas más futuristas han podido imaginar. En adición a esto, en su viaje por Europa se entrevistó con Teresa Neumann, mujer que tenía los estigmas de Cristo y recibía peregrinos de todo el mundo por sus fantásticas sanaciones, y en la India fue recibido por el mismísimo Mahatma Gandhi, quien elogió la labor realizada por Yogananda.

Los santos y maestros que tuvo le trasmitieron muchos conocimientos, como por ejemplo, comunicarse a través de telepatía, que somos energía y tenemos el potencial de crearlo todo y convertirnos en todo, que la vida es como un cine donde cada uno de nosotros tiene un papel similar a un personaje de una película. Todo esto él lo detalla en su autobiografía, donde el lector quedara realmente impresionado con la claridad en que se explican las grandes interrogantes y misterios de la vida.

Reseña - Osho: Sintonizarse con la Existencia

Usualmente, al leer un libro, esperamos que este nos extraiga por unos instantes de la realidad que vivimos y nos lleve a nuevos sitios, que nos haga escapar de lo que percibimos como nuestra vida. No es así el caso de Osho: Sintonizarse con la existencia.

Osho es una invitación a mirar en nuestro interior y a comprender que el poder para cambiar el mundo yace en nosotros mismos. Mientras crecemos, vamos aprendiendo de la sociedad, familia y contexto en el que vivimos, pero ¿Es realmente aprendizaje o solo nos estamos alineando?

A través de la política, la religión y la educación, se nos adoctrina en la obediencia, de tal manera que dejamos en un rincón olvidado de nuestra mente la capacidad intelectual y el amor propio. El amor propio en extremo puede ser narcisista, sí, pero con inteligencia y consciencia, es nuestra mejor arma hacia la libertad.

La libertad es belleza, y para alcanzarla es determinante que nos hagamos dueños de la autoconfianza. Esta es la semilla que vamos a plantar, que aunque sabemos que deberá morir, permitirá formar un gran follaje. Debemos tener fe en nuestra semilla, permitir que se rompa y que con eso deje salir nuestra propia luz y que la vida se convierta en nuestro cielo.

Como adultos, la sociedad sigue pretendiendo mantenernos dormidos y negarnos nuestro poder individual. Lo hace a través de las drogas, de la televisión, del dinero. El dinero nos da el poder de adquirir lo que no necesitamos, nos engaña, por algo nuestros antepasados no lo conocían. Preferían hacer trueques e intercambiar no solo bienes, sino también energías.

El amor es la más grande de esas energías. Tenemos que ser capaces de estar con nosotros mismos, meditar, conocernos, aceptarnos y amarnos. Solemos creer que la única manera de cambiar la sociedad es que cambiemos todos juntos, pero alinearnos es lo que nos ocasionó este problema. El odio no es el camino, el camino es el amor. Si nosotros o cualquier otro individuo es capaz de encontrarse a través de la meditación y ser su mejor versión, será solo cosa de tiempo para que ese cambio se extienda al resto de las personas que conformamos la sociedad.