Cancel Preloader
Horario de Atención: Lunes a Viernes de 9:00 a 13:30

Escríbenos a info@todosdecidimos.org

Menos carnes = Menos contaminación= Menos consumo de agua

El presente artículo no tiene como finalidad convencer al lector de dejar de consumir productos de origen animal. La finalidad es dar información acerca de los diferentes tipos de producción que existen, para que al momento de adquirir un producto de origen animal las decisiones con respecto al consumo sean bajo conocimiento y su propio juicio de valor.

Uno de los usos más frecuentes que nuestra sociedad y cultura hace con los animales es utilizarlos como alimentación. Cada año, 53 mil millones de animales mueren para satisfacer la demanda de las personas: cerdos, gallinas, pollos, peces, bovinos, ovejas, conejos, y más…

Durante el siglo XX la industrialización de la explotación de la naturaleza, ha conllevado al desarrollo de una pesca y ganaderí­a intensiva, e indiscriminada, caracterizada por la eficiencia técnica y económica en los procesos de captura y de producción, crí­a, engorda y matanza para el caso de los animales «de engorda», sin considerar el animal como un ser vivo.

En las granjas industriales o granjas de crí­a intensiva, los animales son criados y mantenidos para que produzcan diversos productos para el mercado, principalmente huevos, leche y carne.

En las granjas productoras de carne, los pollos, cerdos, bovinos y muchos otros animales son gestados, criados y alimentados, para que engorden rápidamente y cumplan en pocos meses la talla/peso necesarios para ser considerados aptos para «consumo humano». Luego son transportados en camiones hacia el matadero.

En las granjas productoras de huevos, las gallinas son dispuestas en jaulas y sometidas a constante exposición a la luz para aumentar la producción de huevos. Una vez pasada su juventud o «eficiencia productora» son transportadas al matadero.

En las granjas productoras de leche, las vacas son inseminadas con la finalidad de desencadenar la producción de leche al parir los terneros. Las crí­as son separadas de la madre y criadas para engorda de carne (machos) y productoras de leche (hembras), mientras que a la vaca se le ordeña hasta culminar su periodo de producción lechera. Una vez terminada su vida útil son llevadas al matadero.

La crianza de animales para producir carne, leche o huevos se divide en diferentes tipos de granjas, de acuerdo a la estabulación y el estilo de crianza de los animales:

  • Granjas de crí­a intensiva en jaulas: Los animales permanecen constantemente en jaulas.
  • Granja de crí­a intensiva en tierra: Los animales, son criados al interior de grandes galpones a nivel de suelo.
  • Granja de crí­a extensiva: Los animales son criados en tierra al aire libre.
  • Granja ecológica: Animales criados en tierra al aire libre, tienen estándares de alimentación y vida que consideran su bienestar como ingrediente importante para el «producto final».

Con respecto a los peces, están los capturados desde el mar abierto, y los que son producidos en granjas industriales, que en este caso se llaman piscifactorí­as.

El conocimiento de la existencia de los diferentes tipos de producción le da la posibilidad al consumidor de elegir la forma de explotación en la que se generan los productos que consumirá, y de esa forma, optar por productos en los que consideren en el bienestar de los animales y en el medio ambiente.

Ejemplo de esto es:

  • Escoger huevos de granjas donde se críen aves de forma libre y se respeten las leyes básicas de bienestar animal, lo mismo aplica para el consumo de carne y leche.
  • Reemplazar el uso de prendas de vestir de pieles por fibras sintéticas
  • Consumir peces y productos obtenidos de mar abierto y no criado en piscifactorías.

Por otro lado para aquel consumidor que quiere ir un paso más allá y quiera cambiar su estilo de alimentación, existen innumerables fuentes de proteínas que no son de origen animal, un ejemplo de ello son las legumbres, frutos secos, soja y sus derivados,  etc… Para aquel lector que esté interesado en el tema lo invitamos a asesorarse con su nutriólogo y nutricionista para llevar un estilo de vida saludable.

Otro punto importante es que la industria alimentaria de producción animal, durante años ha realizado cruzas selectivas con el fin de obtener animales con alto rendimiento productivo, en cortos periodos de tiempo, un ejemplo de esto son los pollos broiler (pollos destinados a la producción de carne) quienes han visto alterado su metabolismo, llevándolos a acortar su esperanza de vida, incluso estando en libertad.

Ni hablar del impacto medioambiental de las distintas granjas de producción.

Un ejemplo claro es el alto consumo de agua por kilo de carne de vacuno producida, el cual equivale 15.000 litros, mientras que para obtener 1 kilo de trigo se necesitan 1.500 litros de agua.

Con relación a las piscifactorías, es importante destacar el impacto medioambiental que estas producen. Los peces en su mayoría son mantenidos en jaulas acuáticas en el medio ambiente, esto ocasiona que gran cantidad de alimento concentrado y medicamentos, entre ellos los antibióticos usados para mantener la sanidad de los peces, atraviesen las jaulas y contaminen el medio ambiente. Lo cual favorece la presentación de antibiótico resistencia y mutaciones en las demás especies que habitan el medio.

Punto aparte amerita la producción de foie gras (hígado graso) o fuagrás. Este es un producto alimenticio del hígado hipertrofiado de un pato o ganso que ha sido especialmente sobrealimentado.

Para la producción de foie gras se utilizan dichas aves, puesto que disponen de una capacidad natural para acumular grasa en el hígado, sin enfermar, la cual posteriormente emplean para sus largas migraciones.

En la actualidad, la producción de foie gras está prohibida en más de 15 países, bien por leyes específicas o por leyes de prohibición a la alimentación forzada, considerándola maltrato hacia los animales

En Europa existe un “Manifiesto por la Prohibición del Gavage” (alimentación forzada) apoyado por distintas organizaciones y ciudadanos pro-derechos de los animales y ecologistas.

Dejar en manifiesto que los animales domésticos de consumo no son muy diferentes a los animales domésticos que consideramos mascotas, tal como se mencionó en el artículo anterior, existe una enorme cantidad de evidencia que respalda el hecho que los animales son seres capaces se sentir amor, felicidad, miedo y dolor. Poseedores de un alma similar a la nuestra, y un cuerpo físico el cual en este caso, es explotado por el ser humano para producir alimentos.

Es muy importante que los ciudadanos consumidores cuenten con la información acerca del origen de sus alimentos, esto ayuda a una toma de decisiones en forma consciente, y responsable. Lo invitamos a escoger de granjas de cría extensiva o de animales libres, donde se fomente el bienestar y no el maltrato hacia los animales.

Artículos relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reseña - Más allá de tu cerebro

En “Más allá de tu cerebro” el doctor David Perlmutter entrega grandes sugerencias de mano de un experto, para que el lector realice un cambio en su estilo de vida, mejorando así su salud física, mental y espiritual. Comparte información concreta en relación a alimentos que potencian la aparición de las enfermedades más comunes de la vida moderna (como diabetes y obesidad), así como el listado de alimentos sanos y actividades a realizar para tener una vida más armoniosa y longeva, como, por ejemplo, tomarse tiempo para meditar y descansar.

Reseña - Separación Consciente

En “Separación Consciente” Katherim Woodward nos pone en el difícil escenario de la separación de una pareja que ha formado una familia, planteándonos la posibilidad de evitar llevar esa situación hacia los conflictos.

Basada en su propia experiencia, la autora nos aconseja cómo enfrentar el proceso sin llegar a los extremos, para que donde hubo amor, pueda seguir existiendo una relación basada en el respeto y el cariño.

Es de especial énfasis para Woodward que los hijos no se vean demasiado afectados por la separación, sino que, por el contrario, sigan viendo en ambos padres una red de protección, incluso cuando estos rehagan su vida con nuevas parejas.

Reseña - Autobiografía de un Yogui

Nacido en India en 1893 y graduado de la Universidad de Calcuta en 1915, Paramahansa Yogananda (1893 / 1952), ha sido mundialmente reconocido como una de las personalidades espirituales más ilustres de nuestro tiempo.

Habiendo realizado sus votos como monje en la venerable orden de los Swamis de la India, su principal logro fue haber llevado el yoga fuera de su país natal. Trajo la meditación y el yoga a América en el año 1920, donde formó directamente a más de 100.000 personas, fue recibido en la casa blanca y fundó Self Realization Fellowship, organización que perdura hasta nuestros tiempos. Además, fundó escuelas para niños cuyo programa educativo integraba temas académicos tradicionales en conjunto con la disciplina del yoga y la enseñanza de los principios espirituales.

En este libro relata su vida y sus contactos con santos inmortales, quienes se desdoblan, se desmaterializan, levitan, que no necesitan alimentarse y realizan curaciones milagrosas. Temas que en su conjunto ni siquiera las películas más futuristas han podido imaginar. En adición a esto, en su viaje por Europa se entrevistó con Teresa Neumann, mujer que tenía los estigmas de Cristo y recibía peregrinos de todo el mundo por sus fantásticas sanaciones, y en la India fue recibido por el mismísimo Mahatma Gandhi, quien elogió la labor realizada por Yogananda.

Los santos y maestros que tuvo le trasmitieron muchos conocimientos, como por ejemplo, comunicarse a través de telepatía, que somos energía y tenemos el potencial de crearlo todo y convertirnos en todo, que la vida es como un cine donde cada uno de nosotros tiene un papel similar a un personaje de una película. Todo esto él lo detalla en su autobiografía, donde el lector quedara realmente impresionado con la claridad en que se explican las grandes interrogantes y misterios de la vida.

Reseña - Osho: Sintonizarse con la Existencia

Usualmente, al leer un libro, esperamos que este nos extraiga por unos instantes de la realidad que vivimos y nos lleve a nuevos sitios, que nos haga escapar de lo que percibimos como nuestra vida. No es así el caso de Osho: Sintonizarse con la existencia.

Osho es una invitación a mirar en nuestro interior y a comprender que el poder para cambiar el mundo yace en nosotros mismos. Mientras crecemos, vamos aprendiendo de la sociedad, familia y contexto en el que vivimos, pero ¿Es realmente aprendizaje o solo nos estamos alineando?

A través de la política, la religión y la educación, se nos adoctrina en la obediencia, de tal manera que dejamos en un rincón olvidado de nuestra mente la capacidad intelectual y el amor propio. El amor propio en extremo puede ser narcisista, sí, pero con inteligencia y consciencia, es nuestra mejor arma hacia la libertad.

La libertad es belleza, y para alcanzarla es determinante que nos hagamos dueños de la autoconfianza. Esta es la semilla que vamos a plantar, que aunque sabemos que deberá morir, permitirá formar un gran follaje. Debemos tener fe en nuestra semilla, permitir que se rompa y que con eso deje salir nuestra propia luz y que la vida se convierta en nuestro cielo.

Como adultos, la sociedad sigue pretendiendo mantenernos dormidos y negarnos nuestro poder individual. Lo hace a través de las drogas, de la televisión, del dinero. El dinero nos da el poder de adquirir lo que no necesitamos, nos engaña, por algo nuestros antepasados no lo conocían. Preferían hacer trueques e intercambiar no solo bienes, sino también energías.

El amor es la más grande de esas energías. Tenemos que ser capaces de estar con nosotros mismos, meditar, conocernos, aceptarnos y amarnos. Solemos creer que la única manera de cambiar la sociedad es que cambiemos todos juntos, pero alinearnos es lo que nos ocasionó este problema. El odio no es el camino, el camino es el amor. Si nosotros o cualquier otro individuo es capaz de encontrarse a través de la meditación y ser su mejor versión, será solo cosa de tiempo para que ese cambio se extienda al resto de las personas que conformamos la sociedad.